CORRECCION DE TEXTOS

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

  Nací con un libro de poemas bajo el brazo. 

 

Siento verdadero amor a las páginas amarillentas de los libros, a sus olores y al tufillo de la madera vieja de la biblioteca. Soy conciente que en cada cerebro el arte se magnifica de forma diferente y eso es lo peculiar de la personalidad y del desarrollo de los sentidos.

 

Millones de mentes sometidas a estímulos iguales, no siempre perciben lo mismo.

 

La mente del escritor crea viajando

la del lector se esclarece.

 

La mente nos deja volar,

ser buenos o malos, ser uno o varios a la vez.

La mente es eso que muchos quieren definir asociándola con algo que conozcamos pero es en vano.

 

Una mente esclarecida establece los valores de la razón y nada más.

 

¿Necesitamos que nos digan cómo huele el amor, cuántas patas tiene el frío o cómo encanta un verso?

 

No. Claro que no, por eso no puedo definir nada de lo que siento cuando entro en lel texto del escritor o dentro de la biblioteca. Es una percepción única, mía, personal.

 

También hay quienes dan definiciones de vida. Millones de pensadores y no tanto dicen que la vida es esto o aquello, Otros se inclinan por las formas sociológicas, filosóficas, psicológicas y todas las lógicas que quieras incorporar pero el ser humano es uno en sí mismo aunque compartimos estilos, cultura,  genes y hasta un espacio en común.

 

Del ser humano dependen las puertas abiertas,

y no se puede girar o crear en encierros y a partir de dogmas y fanatismos.

 

Depende de magia y cordura para que distingamos un texto del otro pero no está prohibido volar y encontrarse en mundos fantásticos y conocidos.

Esos viajes y esos olores me llevan a presentarme como Corrector de Estilo y Traductor.

Mi formación es amplia y mi capacidad de trabajar un texto hasta rayar la excelencia es comprobable.

No me adularé ni diré mis virtudes porque simplemente no me las creo, sino que dejo a TODOS y TODAS para que las encuentren.

 

 

                                                                                                                                                                                Jorge Stteger Bongoâ

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


¿Tú y cuántas más? Porque yo también lo hice. Vaya si lo hice.



Responder
A


Yo las encontré



Responder