DIME VEN Y ME VERÁS IR (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

Seguirán las gotas de rocío cayendo

de mis ojos

cuando te refieres a la muerte

de forma cruel.

 

Ella no es sanguinaria porque sí

ni dejará de serlo de la noche a la mañana.

 

Amanece en silencio frente a su pasajero

y viajan juntos hasta su destino

  cuando estén de acuerdo.

 

La luz se establece tal punto de partida

y la oscuridad su lugar de recalada.

 

No es mala porque sí

sino útil a la condena, al destiempo

a la agonía y al suero...

 

Es útil a la vida que se acaba y al despertador

que agota su batería a la hora de partir.

 

La Parca susurra al oído.

Rescata de día y de noche

a los vivos que la reciben,

con miradas extrañas

sintiendo el abrazo que les da.

 

No se esconde porque siempre consta

en las quejas y en el suburbio.

 

Del luto se dice mucha cosa mala

cuando nada hay que escribir.

Murmurar después no es útil

y cuando los silencios son más rentables

que palabras mal entonadas

amanece otro deudo llorando.

 

Te llamo Parca con angustia

porque te espero desde ayer.

 

¿Por qué cuándo llegas me ignoras

y no me diriges la palabra?

Estiro los brazos para abrazarme a tu cuello

te cojo de la mano y te retiras sin mí…

 

Despierto.

 

Cuando amanece y respiro

espero que me digas: -Ven

y me verás ir...

 

Jorge Stteger Bongoâ

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


Qué bien escribes!! Me encanta. Felicidades.



Responder