EL DESEO (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

La dosis de adrenalina

apandillada con la mínima porción de miseria

y la eterna profanación de las bendiciones

las excusas montadas en cuatro caballetes

en un vertedero de mentiras, sobras y zozobras

no hacen otra cosa que pasar la raya

cuando nos mudamos la piel.

 

Negaste una moneda de cambio

en una película de suspenso

y si no me dices cuánto te gusto

te diré que el sigilo de tu mirada y la denuncia

dicen sórdidamente que desde el inicio de las cejas

hasta la llegada vertiginosa de la nariz

no hay más que un interrumpido croissant

en la cafetería de la principal decencia.

 

La apéndice que cuelga del cinturón

o los calcetines desanudados sin órbitas ni placeres

y la mesa tendida bajo el fuego cruzado de miradas simples

la comida alimentada de risas burlescas y serias

sobreviven a diario como lo hago yo.

 

Leí tu libro hasta desmayar de hambre

vi tus pinturas una y otra vez

atendí tu voz y observé tus gestos sigilosamente

y sueño con volver a tus brazos antes de morir.

 

 

Jorge Stteger Bongoâ

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post