Los días

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

 

Es fuerte y hasta violento el día de hoy. Los influjos se suman a lo que vi años antes y eso, ¡qué recién despierto!

 

Tú no estás ni hizo falta que volvieras. No me hizo falta antes pero hoy, ahora…; tampoco me hace ilusión sentir tu sombra en mi zaguán.

 

No te recuerdo con valorar tus caderas o porque estoy seguro que nunca te disfruté. Has sido eso malo que salió de repente y una vez fuera, pasaste a ser hoja de calendario con aquellas imágenes de los amaneceres sin luz.

 

Nuestro espejo sucumbió. No quería verme en él porque muchas veces te viste desnuda. Opté por rajarlo con mis uñas y una vez cortado en trazos casi iguales lo desmonté. Con mi figura en sus retinas está guardado en un cajón dentro del establo.

 

A veces pienso en armarlo y ponerlo en su lugar. Tengo esa idea de volver a verte laminada pero ¿para qué te quiero otra vez?, si te marchaste de repente.

 

El espejo y su memoria siguen apolillando sus energías bajas, el tiempo también y quizá un día cuando me asista la sombra total, tenga un segundo para reflexionar.

 

Siento dolor por la forma que sucedió todo y sí, tendré que entregarme a la bebida más tarde, cuando caiga en el sillón y duerma frente a la tele para despertar con los días pesados frente a mí.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
L


El espejo y su memoria...


Magico y sublime, me chifla tu forma de relatar y escribir



Responder