NUESTRA LUNA (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

 

 

No has nacido en el esqueleto de una piedra.

 

Vienes de un manso torrente vertical

y con suave voz

cantas el canto de tu alianza.

 

De hielos y carámbanos pueblas tu lugar en la tierra

y en la bifurcación de algunos silencios

guardas la selva de tus pensamientos.

 

En ti, todo está impecable

sin niebla ni noches con pesadillas.

 

Desde tu volcán y barbarie

me diste a beber

lo que tienes de magma y sangre.

 

Esta noche

volverás en una lluvia de caracolas

sin armarte de colmillos y abandonarás los escudos

tras tu lengua de fuego borrado

y harás un arco con el aliento de tu alma

delante del vapor íntimo en los pliegues de tu boca.

 

Ayer nos vimos en los cuernos de la luna.

Era de noche en el mundo

y no llovió como otras veces.

 

Desde la playa subí y en tus brazos amaneció el día.

 

Por los caudales de tu ser vivo

se deslizan nuestros deseos y una burbuja

llena de amarantos y flores cortadas

hace las veces de abrigo.

 

 

Seré el que habite tu caverna el día de hoy

y desnude tus caderas la noche de mañana.

Invoco al fuego de las antorchas

mientras el pezón transparente del ánimo

hace respirar al aire de tus enigmas.

 

No eres burbuja ni eres aire

no eres amaranto pero suspiras cuando

adquieres la forma de mujer bajo mi cuerpo.

 

Comenzada la embestida

acudo al punto de corte vertical

y aumenta el morbo

en los alientos de mi boca.

 

Eres la que duerme junto a mí

en los confines de la luna

y la que atestigua la pesada cruz

de las flores secuestradas

en el jardín que cruza la bienvenida.

 

 

Jorge Stteger Bongoâ

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


tu arte es impresionante, Gracias por compartirlo,



Responder
A


Y a mí (no sé a otras personas.. (ellas mismas..)).. se me agotó. Ya no doy para más.



Responder
A


Ni idea, Jorge. Soy la "ANÓNIMA" que escribió el último comentario. Y te puedo asegurar que no tengo ni la más remota idea. Imaginé que era yo, claro... pero
creo que me equivocaba. Contigo todo es cuestión de fe.



Responder
A


A eso le llamo yo escribir. Olé! Felicidades.



Responder
C


Anónima anonimo ¿quién será? ¿Quién---?