QUEDATE (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

Tengo en mi agenda doscientas razones

para compartir mi vida contigo

pero una para alejarme como se aleja

un loco de la comida del hospital.

 

En el buzón tengo todas tus cartas

enrolladas para que ninguna me falte

a la hora de la tortura.

 

Sólo una razón me lleva a preguntar

¿cuánto pasa por tu cabeza, por tu matriz

por tus ovarios y lo que resta de cerebro?

 

En este tiempo en que mi vista es blanca

que es todo secreto y es todo muy anatómico

presento mi renuncia al mundo y a tus dichos.

 

No me quedo con los restos de tus ensayos

y palmaditas en las espaldas.

 

A tu obra la firmaste con un “déjame” rotundo.

Lo escribiste una, dos, tres mil veces

millones de veces y trillones también.

Largo fue el camino por lo intenso no por el tiempo

y lo repetiste a lo largo de ese trayecto

como si fueras una desquiciada con chaleco.

 

Mucha cosa me llevó a tu puerta

y me quedé sentado en la antesala del infierno

esperando que diera la hora.

 

                    II

 

-Disculpa pero mi teléfono suena.

Me llama alguien que insiste en llevarme con él.

 

Despídeme de los que piensan que soy un ogro

y me despido de ti

con absoluta ternura y el amor que me sobró

de la última vez que estuvimos juntitos.

 

Te ruego que no insistas en volver sobre los pasos.

Tengo las huellas seleccionadas

por día y por lo traumáticas que fueron.

Las tengo archivadas en el espejo empañado del baño

y no las borraré para no caminar sobre ellas nuevamente.

 

                     III

 

La frontera del otro barrio está a pasos.

Está tan a la vista de los que ven,

que casi la palpo.

Tan cercano está el destino

como la luna lo está de los enamorados.

 

No quiero que vengas conmigo. Quédate y goza.

 

Subiré al tren. Iré de una posta a otra

hasta los brazos infinitos del adiós.

 

Jorge Stteger Bongoâ

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


hola bombón. Que bien escribes y cuanto me haces volar...



Responder
A


Hasta donde llega el infinito?


Y el adiós?


Aquí, por estas tierras que me dieron su cuna se canta una canción...


-algo se muere en el alma cuando un amigo se va


 y va dejando una huella que nadie podrá borrar...



Responder