SE FUE (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

Pasó por la luna una limousine

azul melancolía.

Llevaba tu nombre desértico

en el vidrio empañado del parabrisa

y la sonrisa vehemente que mostrabas

con la peluca sobre la aureola,

opacaba tu luz

 

Musitaste con voz dócil y malcriada

el cántico que no se oyó en el nido.

 

La cama sirvió de estrella

y la sábanas fueron la niebla de blanca fe.

La jornada de uno y otro sudario

con sus arenas calizas decidieron cabalgar

entre el cielo y el adiós.

 

Tu silente distancia, establecida como premonición

se estampó en mis ojos prisioneros

cuando era agosto y hacía frío.

 

Se hizo abril cuando en mayo

llegué de otra mano.

 

Caminaba ayer contigo de la mano

y amaneció el sábado platino como lluvioso.

La caricia inconstante en un pétalo de piel

y la razón si ser mayor que un átomo

surgió con la desesperación en un sueño

que se hizo pesadilla, que se hizo amanecer

y un tremendo día malo.

 

Llegó la nueva noche de invierno

con las manos vacías.

La palma abierta reverenció

el sinsabor de la despedida

y te fuiste porque te dejé marchar.

 

Jorge Stteger Bongoâ

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


Allí me salvas... forma parte del poema para que se entienda quien deba entenderse.



Responder
A


Se fué. Tú lo decidiste y así será.



Responder
A


No digas tonterías. Me fui porque te pillé in fraganti prometiéndole a otra lo mismo que a mí con un poema que... ¡también me enviaste a
mí!



Responder