SI DECIDES IRTE (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

Estoy despierto

desde que silenciaste tu vista

al día de sol.


Quedo navegando en tu insomnio

en la lejanía de un trance calcado.

Regreso para verme

con la voz desnuda

y no lamento tus senos cerca

que están lejos como tu perfume.

 

La última palabra la enviaste

en la pata de una paloma coja...

 

Sin ambages,

mi estado es de embriaguez.

Con tantos dichos

los vaivenes expiraron sus quejidos.

 

Creaste una guerra con prisiones

y mucha antipatía sin necesidad

brotó desde las paredes impermeables.

 

Ahora,

remontas el vuelo otra vez.

Vuelas a la altura del inframundo

y no me importa que pilotees

el destino impropio de los dos.

 

No me molesta la nueva lejanía

en un día de sol.

Ya no me resulta novedosa

dulce o tremenda

la idea de enmascarar mi pena

y envolverla en una hoja de periódico

cuando la fecha es la de hoy.

 

La raíces

en que tienes temas pendientes

donde refugiar las sombras y pretéritos

consolida la eternidad en tus palabras

y en los arrebatos a la hora de garabatear

mueres poco a poco.

 

Si no me llamaste para decirlo

fue porque no estabas sola.

Si no me dijiste adiós en una palabra

es porque no estabas acompañada

de tu sombra ni de tí misma

sino de una palabra ficticia.

 

Tu estampa y sombra

en la sombra de tu sombra

atrapó el mensaje y lo trasnochó.

 

Mi teléfono está virgen igual que yo desnudo.

 

Existe el cartero con los oídos ciegos

y con ello,

acercas tu condición al adiós.

 

                                                                        Jorge Stteger Bongoâ

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


Me gustaron mucho las imágenes y las metáforas son muy interesantes.



Responder