SILENCIO.HOSPITAL DE MADRUGADA (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

SILENCIO HOSPITAL

HOSPITAL DE MADRUGADA

NO FUMAR, NO BEBER, NO FOLLAR


 

En este pasillo con luces hirientes

en esta rama seca de la vida

el bálsamo reparador no se fija al cuerpo

y la fatiga envolvente de los trazos marcados

por algún misterio malo e insuficiente

se vuelve contra mí.

 

Es madrugada de idas, de vueltas

de vasos rotos y erróneas visiones de última hora.

Muchos van, otros todavía nos quedamos

resistiendo de alguna manera al empujón.

 

Fue domingo, lunes y son meses de hospital.

Hoy es martes para recordar palabras mal dichas,

la agonía en la espera...

Es martes de memorar la transpiración

y el mareo en las manecillas del reloj,

de ver una y otra y otra vez

aquella silente imagen tomar nota de quién la mira.

 

No es día de ruego.

No es día de pensar en su intervención

pedirle por las dudas esté despierto,

o hacer promesas difíciles de cumplir.

 

Es día de homenaje a las personas que trabajan en los hospitales

 

SILENCIO POR FAVOR.

En este momento otra amiga mía

salió despacio y se vio partir así misma.


Acompañó a sus deudos hasta el coche y no volvió

a despedirse de nadie.

¿Qué pasó con nuestra amistad?

 

 

Es hora del relevo

y las autoridades que nos inyectaron se van.

Es hora de bullicio reluciente

donde unos agotados se van

y otros vienen para cansarse hasta la tarde. 

  

                       Es hora de camas limpias,

de trapo pasados con la velocidad de trueno,

es hora de ducha, de esperar nuevamente

lo que no llega por la propia fe y el desenfreno

en las manecillas después de marcar la hora nueva.

 

  Me traicionó la felicidad de verte un segundo.


¡¡¡Ya ves cariño!!!, en esta rueca de la vida,

el aliento se hace milagro,

la respiración se vuelve a sentir olvidada

y pretende hacerme dormir…


A veces me siento tan plácido

en los brazos de la luna

que pienso en acompañar a algún deudo hasta el coche

volar sin despedirme de nadie.

  y desaparecer... 

 

 

Nota: Es una forma de decirles adiós a mis amigos y un sencillo homenaje a los hombres y mujeres sin distinción de tareas que hacen posible la vida en los hospitales del mundo.

A ellos mi sentido y humilde homenaje y mi más que eterna gratitud de siempre. .

 

Jorge Stteger Bongoâ

 

 

 

 


Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
L

precioso...
Responder
M


Los hospitales son sitios tristes o felices, depende para que acudas, recuerden que alli todos los dias mueren personas pero tambien nacen niños.



Responder
C


Si de verdad q son lugares de doble o triple o cuádruple sentido pero hospitales, hospitales son y aunque nazcan pequeños, tb fallecen, tb se trabaja, tb muchos ganan dinero pero es así. El
asunto del poema es otro. Simplemente un homenaje a los q allí trabajan y a la pérdida de un ser querido.


JorgeSB



M


duro pero tambien soy una agradecida a  los profesionales y a todos los trabajadores de los hospitales. Mis respetos. Felicidades



Responder
S


Es un poema muy sentido......!!!!!!!!!



Responder