SIMPLES CONSEJOS PARA ESCRIBIR.

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

A LOS/AS ESCRITORES/AS.

Muchas gracias

desde el alma

por participar en este rincón.

 

 

Como autor de poemarios y libros de cuentos cortos, busco la forma de integrar la mayor cantidad de palabras desconocidas para que a todos nos haga cosquilla la poca importancia que le damos a nuestra “lengua castellana".

 

Es necesario meter las narices en el diccionario. ¿Cuánto haces qué no lo consultas? ¿Cuánto hace que no le prestas la menor atención a tu vocabulario sintiendo que eres capaz de escribir?

 

ALGUNAS IDEAS

 

TITULOS. Con el título identificamos la obra.

Para el arte y para la obra, para el/la autor/a y para quien gasta su tiempo en percibir emociones frente a una obra determinada (sea del género que sea), es necesario saber de qué obra se trata.

Los títulos y la correcta definición de la obra son necesarias. No es mero capricho y acertarlo no es una tarea menor.

El título en una obra es tan necesario como poner nombre y apellido a un crío recién nacido. Es un sello de identidad primario.

 

Con el título

empieza la obra

y con el punto final se acaba.

 

SIMBOLOS GRAFICOS: A veces, por eso de querer innovar metemos la pata. Sin suficiente conocimiento y habilidad para la lectura no colocamos los símbolos correctamente. .

Con fallos en la puntuación, la obra se torna un despropósito.

Queda fuera de la vista  el bagaje cultural que intenta transmitir la obra y el lector pierde inmediatamente el interés.

Toda obra debe ser un referente. Un texto nos debe entretener porque para ello nos sentamos frente a él. Debe motivar la lectura y nos debe provocar estremecimientos en los sentidos. Nos debe hacer interactuar y nos debe permitir debatir después.

 

Si los autores,

después de gastar tiempo en escribir, pintar o musicalizar

no nos hace sentir nada,

 esa obra no tiene valor artístico.

--------------------------------- 

Si la obra no consigue permanecer,

solo tendrá valor solo para sus autores,

amigos y parientes

pero para nadie más.

 

Como CORRECTOR les suplico que tengan en cuenta varias cosillas antes de dar por terminada una obra y publicarla.

 

Para empezar, no todo listado es una obra literaria llamada poesía. ¿Una lista de supermercado lo sería si fuera la razón únicamente la forma?

¿La métrica, la rima y todo lo que regía la formación de un poema, un soneto, una décima se sigue usando?

Si quieres claro que lo puedes hacer pero esto evolucionó. No sé si para mejor o peor pero cambió y eso es lo que cuenta.

Algunos/as con la excusa de parecer más intelectuales y grandes conocedores de esos recursos, los usa.

Creen que saber manejarse con esas formas los hace exclusivos y se olvidan de lo fundamental, EL CONTENIDO.

Con la evolución lógica que tienen las cosas, se dejó bastante de lado el tecnicismo y lo que sigue contando es el contenido.  

   

Lo que se valora es el contenido y no la forma.

 

El puntazo del cambio no viene por un/a poeta sino por movimientos culturales de fondo. Que nadie se haga esperanza de cambiar las reglas del juego solo. Todas esas reglas se cambiarán, como dije, con mareas humanas e intelectuales de peso.

Desde hace mucho tiempo se acepta la poesía sin rima, con verso libre, temas inimaginables hace un siglo pero que no contenga en sus versos un sentido, ritmo, mensaje y metáfora, no. Rotundamente no.

 

   

Te sugiero entonces

tres o diez cosillas muy simples. 

 

La poesía debe tener imágenes. Hablar del amor a tu esposa, amante, a tu mamá, tus hijos y abuelitos, mascotas y demás no es válido porque el amor debe ser universal.

 

Aquí, el segundo y gran secreto. No escribas nunca de ti, no generalices ni escribas cosas morales,  para eso están los curas, psicólogos, sociólogos y demás profesionales.


TÚ ERES UN POETA O POETISA


No escribas de ti o de tus afectos

porque realmente a nadie le importa lo que te pasa.

 

La poesía debe estar estructurada. Debe tener imágenes.

 

Evita adjetivar y por favor no me cuentes nada. Evita los “gerundios” las "y" el "porque" “o sea” y otras que me den la imagen servida en bandeja.

Dentro de lo posible no utilices pretérito ni futuro. ¿Por qué?

En tus letras hay necesidades. Por un lado tú las expresas por otro hay quienes las leen. Escrito un poema en presente, me da la idea q me pasa a mí “ahora”.


Si lo leo ahora, ahora es cuando me debes decir algo. Me pasa esto o aquello pero si me dices: me pasó o me pasará, ¡uf!, que tristeza.


La poesía permite que el autor exprese todo cuanto quiera y el beneficio del lector es poder volar, sacudirse, experimentar cosas olvidadas, volver a un barco donde hizo el amor, o bajo la sombra de un amanecer dónde esperó a la persona que nunca llegó.

La poesía le permite al lector

 “ponerse y soñar".


Las cosas contadas, escritas en un tiempo verbal pasado o en futuro no me permiten ese sueño porque ya no es mi tiempo y además me lo contaste o sabrás que pasará.

  

Metáforas. La poesía con metáforas es rica.  


Los autores

que tengan la capacidad de dar un sueño al lector,

triunfarán.


La metáfora es como una idea metida en la licuadora. Debe alcanzar la excelencia y ser correcta. La imagen y la metáfora mezcladas deben decir lo que quieres, no más, no menos y con ellas claras en tu cabeza, creas los pilares del contenido.

 

Ritmo. Acostúmbrate a leer la poesía que escribes en voz alta.


Léela como la escribiste y corrige tanto como creas necesario. Tómate fracciones de segundos entre verso y verso para leerla correctamente.

Cada espacio corresponde a un compás y cada compás lo da el salto de un verso al otro, de una estrofa a otra y además, el uso de comas, puntos y comas y otros como exclamaciones, comillas y etcétera restríngelo en lo posible. Le quitan mucho ritmo al texto.

 

Algunos autores me han preguntado: ¿Es posible que mi poema, después de tiempo parezca otra cosa?

La respuesta es: SI.


Es necesario que pase el tiempo para poder verlo de otra forma.

Ese mismo texto dos horas después no tiene el mismo valor, imagínate después de un mes.

 

Pon a prueba este comentario

y velo en tus propias creaciones.

 

Nota: Me tomo el trabajo de leer mucho de lo que cae en la red y por eso, este artículo.

Una llamada de atención final: SI REALMENTE QUIERES UNA CRÍTICA DE UN PROFESIONAL, NO ESPERES QUE TE ADULE.

 

 

Un saludo eterno y genial,


Jorge Stteger Bongoâ

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
R


Muy bien. Consejo, con "ese" de Sevilla y olé!! 



Responder