TU BRILLO (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

 

Los aires de tus caderas,

los que me tienen loco, los que deseo ver

los que tengo apetito de tener frente a mí,

son los mismos que de repente desaparecen  

y deterioran mi presente urgentemente…

 

En los aires de tus caderas

todo hombre quiere flamear sus fantasías.

 

Son ellos,

          los aires de tus caderas,

                                   que musitan palabras de amor.

 

     Las formas de tus caderas se dan al ritmo caribeño

        y a la danza

                   para que los dioses se entreguen y emborrachen.

 

                  Es al ritmo de salsa, de cumbia y bachata

                                  que el vuelo de tu vestido y tu risa de miel

              se asemejan al canto de mis pájaros

                                           bañando al mar.

 

             Las aguas cristalinas de tus lágrimas

                 son duendes de  almíbar

                        son palmeras al viento y estrellas fugases.

                Sin duda,

          son el cinturón de mis galaxias

                     y perros subiendo y bajando del coito

                                                 en tus escotes.

 

II

 

               Buceo los mares y sus secretos

                      regreso a los colores que te rodean el alma

                 y el coral de tus ojos sobre las olas

                                   que por arriba llevan y traen tus estrellas,

               te hacen acercar a la costa cuando las sirenas

                    de los barcos que van y vienen, envisten la luna

                                  que viste a los lobos que asechan tus curvas.

 

         Las fieras se hacen señores

                                    pero

                       te ven llegar a mis brazos y bajan sus orejas.

 

                 Dejan libre la luminosa marca

          de tu piel bronceada en mis manos y pasillos,

                                                                      por donde vas y vienes.

 

         Bajo el toldo al viento del mar.

 

                 Cierro las puertas de la huída

                          y se ensombrece el pasillo de las idas y vueltas.

                Se encienden las luces del templo cuando llegas

                                   y aparecen tus caderas

         con los vientos que arremolinean mis sentidos

                       y me deja a tus pies.

 

Jorge Stteger Bongoâ

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
S


PRECIOSO.......!!!!!!!!!      OJALÁ FUESEN MIS CADERAS.......!!!!!!!!!!!!



Responder