LUNA (poema)

Publicado en por Corrección de textos literarios y traducciones

 

 

Ella, mi amada

                 le deja al sol un recado

                      frente a la puerta del amor.

 

En las noches

                      cuando se cambia el vestido

                          bonita y difusa

       aparece en medio de mis paréntesis.

 

                      Resucita el tú y yo

           en mi cabeza de calabaza.

 

                 Recordarte insistiendo en sufrir

                 en maldecir cada segundo lejos de ti

                 me arranca al espíritu de la coraza

                   y caigo rendido para amanecer incurable.

 

                         Te odias por quererme y

                                        denigras a las calzas rotas por el tiempo.

               Volteas mis memorias una y otra vez

                           para terminar de fritarlas

                                   y se hace primavera en tu prado.

 

Con esa ciudad escabrosa

                   bajo tus deditos de almíbar,

                                  los pasos lentos que dan tus zapatos

                       se transforman en marchas

                  de carrozas con enlutadas llorosas

         y amantes dispuestos a saborear sus lagrimas.

 

                Tan lejana te hace una carta de papel y nata

                            que como la cirrosis me descalabras…

 

                              Matas como la borrachera

                     por la que lincharon a la mar.

 

                                     Descalzo y sin sal

                                     apenas bambolea sus olas.

                                           Yace en la playa rendido.

                                           

                    Me parezco a él, en tu miel.

 

         Tras el biombo del polvo gemido y transpirado

                   dentro de la luna, allá en lo alto,

                   reposas tus curvas mínimas

y silenciando el aliento recuerdas lo escrito.

                          

                          Deseas que te vuelva a besar despacito

                hasta que tu piel se haga a mi voluntad.

                   Quieres que seque tu fuente y te desnaturalice

                         que te haga mía y que me quede en ti…

 

                                               II

 

 

Miras y hay vacío.

oyes y hay silencio, palpas y solo hay

una almohada sin nadie.

Hablas y nada te contesta

lloras y no hay quién pruebe tu soledad…

Silencias y esperas.

Amanece el día de antes repetido.

Termina el mes y una foto amarilla

es cuanto tienes del ayer ...

 

III

 

                 Ándame como descanso y culto

                 como escalera a la intemperie,

                               como trampolín y sombra al sol.

 

       Recupera el hálito y espérame. No guerrees…

                 Conmigo no guerrees que te quiero amar…

 

                 Me besas decididamente en la lontananza.

Guardas ese beso como un único tesoro.

Te arrulla mi voz cuando duermes

en la misma cama en que hicimos el amor.

 

IV

 

¡Qué penosa es la carretera que tan larga y sola

no consigue acercarme para besar tus lados

ni llevar mis dedos a tu piel!

¡Qué dolor le causa el viento!, ¿y qué daño el sol?

¡Qué dolor me causa tu boca!, ¿y qué destino tendrán tus senos?

 

Este gran éxodo de marcha forzada

                           reglamenta los pies,

                    mueve la falda de tu vestido

                                       y frente a los otros

                                   ríes como lo hace un eclipse.

 

Te beso distante en el día

         y cuando creo que cambias tu postura

                                             caigo rendido sobre ti.

 

    Espero que llegues, espero que me desees

espero que despertemos juntos de un único sueño

y con el día dispuesto a llorar, te pierdes

                 y encuentro después…

 

Jorge Stteger Bongoâ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


Esperando a la cuarta misiva.. y ¡no hay forma! jejeje... Abrazos.



Responder
S


Es precioso....!!!!!!



Responder